Masaje Celulítico - Massein
473
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-473,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Masaje Celulítico

La presión y el movimiento de los masajes ejercen una acción mecánica directa sobre los tejidos, influyendo sobre las venas y vasos linfáticos que, en el caso de la celulitis, se encuentran comprimidos por los nódulos celulíticos, mejorando así la eliminación de toxinas por el sistema venoso de retorno, y al activarse la circulación sanguínea se produce una mayor aportación de oxígeno a las células, lo que contribuirá a la consecución de un tejido más sano donde los productos de desecho serán eliminados con más facilidad y el paso de los nutrientes será más efectivo. Tampoco hay que olvidar que el masaje favorece la penetración de sustancias activas.

Al producirse el desplazamiento de los distintos planos musculares, el masaje ejerce una importante acción mecánica capaz de eliminar las adherencias de los nódulos celulíticos, así como lograr el fortalecimiento de los tejidos laxos de las mujeres que padecen de celulitis blanda, evitando en lo posible la flaccidez.

El masaje estimula las terminaciones nerviosas, provocando una relajación de los músculos y una sedación a nivel del sistema nervioso. Todos sabemos que un dolor localizado desaparece con un masaje adecuado. Por tanto, es muy útil en las celulitis dolorosas.

La linfa es el fluido que rodea y baña todas las células del cuerpo y constituye el “entorno interno” de esas células.

Igual que no podríamos sobrevivir por mucho tiempo en un entorno contaminado, nuestras células precisan un entorno sano para funcionar perfectamente. El sistema linfático se ha denominado el “dispositivo de desecho metabólico del cuerpo”.

La linfa es un fluido que circula de forma lenta a través de una red de pequeños capilares llamados “linfáticos”. Los frecuentes estancamientos que se producen en cadera y muslos facilitan la formación de la celulitis.

Por eso, el drenaje correcto de la linfa no sólo ayuda a eliminar la celulitis, sino que también es beneficioso para nuestra salud en general.

El drenaje linfático manual es un método desarrollado por el doctor Vodder, que se basa en la producción de una serie de presiones y descompresiones alternativas y movimientos circulares que se realizan sobre la superficie de la piel. Está particularmente indicado en el tratamiento de la celulitis, donde ofrece excelentes resultados:

Favorece la reabsorción y drenaje de los líquidos retenidos a nivel del tejido conjuntivo.

Con los líquidos reabsorbidos se eliminan también los productos de desecho resultantes del metabolismo celular.

Como consecuencia de este drenaje y eliminación de residuos tóxicos, disminuye la tendencia a la fibrosis. Tiene un efecto analgésico en aquellos casos de celulitis dolorosa. Favorece la relajación. Se imparte el sábado de 9h a 14 h . Se entrega diploma acreditativo.

Para matricularte en este curso rellena el formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo